El defensor mexicano Rafa Márquez hizo hoy las delicias de más de una treintena de niños y niñas neoyorquinos durante un taller de fútbol celebrado en el Riverbank State Park de Harlem.

El zaguero de los New York Red Bulls compartió durante dos horas con los chicos y chicas diferentes ejercicios y les mostró algunas de sus técnicas con el balón, una actividad organizada por su fundación 'Fútbol y Corazón'.

"Hacemos esto para apoyar a los niños de la ciudad de Nueva York, intentando compartir en esta oportunidad con los chicos de Harlem un rato agradable", dijo a la prensa el exjugador del Barcelona.

Márquez, que antes felicitó a través de Twitter a la selección mexicana por su pase a la final de fútbol masculino en los Juegos Olímpicos de Londres, destacó hoy que lo importante de los talleres es que los niños se diviertan y aprendan que el fútbol es un deporte "muy sano" para su desarrollo.

El jugador destacó que su fundación, bajo el lema "Nutrición, Educación y Deporte", lleva siete años destinando fondos para niños de escasos recursos y tiene ya dos comedores infantiles y están a punto de abrir uno más.

La Fundación Rafa Márquez cuenta, entre otros, con el apoyo de los New York Red Bulls, que ha lanzado una iniciativa para que sus aficionados donen cuatro dólares cuando compren su entrada para el partido del próximo 19 de agosto contra los Portland.

Mas de 700 niños asisten a tres centros infantiles de la fundación en Tonalá y El Salto (estado mexicano de Jalisco) y en Zamora (estado de Michoacán), que promueven su desarrollo integral con el propósito de ayudar a mejorar su calidad de vida. EFE

elr/abm/hbr