Oriental DreamWorks, la nueva empresa mixta de los estudios de animación cinematográfica DreamWorks en China, que hoy se presentó oficialmente en la ubicación de su futura sede en Shanghái, anunció que coproducirá en el gigante asiático la película "Kung Fu Panda 3".

Este título será la primera película del estudio asiático de DreamWorks y se espera que tenga su estreno mundial en 2016.

De los más de 600 millones de dólares (445 millones de euros) que recaudó en taquilla "Kung Fu Panda 2" en todo el mundo, los cines chinos aportaron la sexta parte.

Con todo, el primer largometraje de animación creado enteramente por Oriental DreamWorks será otro, aún no revelado, y no se estrenará hasta 2017.

Después de "Kung Fu Panda 3", Oriental DreamWorks espera estrenar entre una y tres producciones al año, cuando cuente con recursos humanos y tecnológicos en China como para competir con cualquier otra firma de animación internacional.

Oriental DreamWorks tiene previsto convertirse en la mayor productora de animación de China, así como explorar en el país otros negocios relacionados con sus productos, como videojuegos, musicales y otros posibles espectáculos.

Tras meses de negociaciones desde el año pasado, empieza a funcionar así, con una inversión de 20.000 millones de yuanes (2.533 millones de euros, 3.140 millones de dólares), esta empresa mixta formada, por parte china, por la firma estatal China Media Capital y el conglomerado mediático Shanghai Media Group (SMG).

Los inversores chinos, a los que se suma la rama inversora del propio Gobierno de Shanghái, la llamada SAIL (Alianza Limitada de Inversiones de Shanghái, en sus siglas internacionales), controlarán cerca del 55 por ciento de Oriental Dreamworks, mientras el resto estará en manos estadounidenses.

Los directivos de la nueva empresa mixta dieron hoy por primera vez estos detalles sobre sus planes más inmediatos, después de presentar la futura sede de la firma en el que será una especie de parque temático, un complejo comercial y turístico llamado "Dream Center" ("Centro de los Sueños" o "Meng Zhongxin" en mandarín).

En ese proyecto, en el céntrico distrito shanghainés de Xuhui, se levantará una zona comercial que combinará los espacios dedicados a la producción del sector audiovisual con lugares de ocio y de atractivo turístico, que abrirá en 2016.

"La industria cinematográfica china ha estado creciendo a un ritmo de más de un 30 por ciento anual, lo que hace de China una región vital para el consumo mundial de cine", dijo en la ceremonia de presentación de la empresa mixta el subdirector general de la Administración Estatal de Cine, Radio y Televisión, Zhang Pimin.

En la presentación de hoy en Shanghái estuvieron el presidente ejecutivo de DreamWorks, Jeffrey Katzenberg, y las principales autoridades políticas de Shanghái, incluido su secretario general del Partido Comunista de China (PCCh), Yu Zhengsheng, a su vez miembro del Politburó del Comité Central del Partido.

También en Shanghái, tras años de negociaciones con Disney -competidora de DreamWorks-, se construye el primer parque temático Disneyland de China (además del de su región autónoma especial de Hong Kong), que abrirá en las afueras de la metrópoli oriental hacia 2015. EFE