La actriz australiana Nicole Kidman vendió por la astronómica cifra de 16 millones de dólares un apartamento de tres habitaciones, con vistas al río Hudson, en el West Village de Manhattan, publicó hoy The Wall Street Journal.

El comprador de la vivienda, cuya identidad permanece en el anonimato, pagó 45.000 dólares por metro cuadrado, uno de los precios más altos jamás pagados por un apartamento residencial en el sur de Manhattan, según detalla el rotativo neoyorquino.

El apartamento, de más de 350 metros cuadrados, está situado en el piso 12 de uno de los tres edificios de cristal diseñados por Richard Meier frente al río Hudson a la altura del West Village, y fue ampliamente renovado por Kidman, quien fue la primera propietaria del apartamento y posee otro en Manhattan.

La oscarizada actriz adquirió la vivienda por 6,6 millones de dólares en 2002, un año después de su sonada separación del también actor Tom Cruise.

Ubicado en el número 176 de la calle Perry, el apartamento cuenta con tres habitaciones y tres baños, mientras que su punto fuerte, según el diario, es una amplia galería de entrada de más de nueve metros, así como buenas vistas de los muelles de Manhattan.

Kidman puso ese apartamento en alquiler en 2010 por 45.000 dólares mensuales, según detalló el medio especializado en noticias inmobiliarias The Real Deal, que asegura que la vivienda en cuestión tiene entre sus vecinos a otro actor australiano, Hugh Jackman.

La protagonista de cintas como "Cold Mountain" y "Moulin Rouge" se deshizo del lugar porque la construcción de otro edificio de Meier en la cercana calle Charles le tapó "parcialmente" la vista del río Hudson, asegura esa publicación.

Por ello, el año pasado Kidman y su actual marido, el cantante Keith Urban, compraron otro apartamento en Nueva York, un ático en la avenida Once por 10 millones de dólares.