Al menos cinco presuntos miembros de la red terrorista Al Qaeda murieron hoy en un ataque lanzado por aviones no tripulados estadounidenses en el sur del Yemen, informaron a Efe fuentes militares y de seguridad.

Según una fuente castrense, cinco de los "yihadistas" perdieron la vida este martes al ser alcanzados por dos cohetes lanzados contra el coche en que se trasladaban, en el distrito de Al Qatn, ubicado en la provincia de Hadramut, a unos 900 kilómetros al sur de Saná.

Por su parte, la agencia de noticias yemení Saba informó de que ascendió a siete el número de supuestos terroristas muertos en un ataque similar lanzado el lunes cerca de la ciudad meridional de Rada, situada en la provincia de Al Baida, unos 170 kilómetros al sureste de la capital yemení.

Esos últimos pertenecían al grupo "Ansar al Sharia" (Seguidores de la Ley Islámica), vinculado con Al Qaeda.

Una fuente responsable del Comité Supremo de Seguridad, citado por la agencia, reveló que el objetivo de la "operación especial" era el cabecilla yihadista Abdalá Auad al Masri, apodado "Abu Osama al Marebi", en la zona de Al Manaseh.

El yemení Al Masri, al que se responsabiliza de fabricar los explosivos y considerado uno de los más peligrosos dirigentes de Al Qaeda en la ciudad de Al Baida, falleció en ese ataque junto a otros seis miembros de la organización, explicó la fuente.