Un juez federal dispuso el lunes que cuatro militares de alto rango del ejército mexicano sean sometidos a juicio por acusaciones de haber brindado protección a una organización dedicada al tráfico de drogas.

La procuraduría dijo que los generales en retiro, Tomás Angeles Dauahare y Ricardo Escorcia, así como el general Roberto Dawe Gonzalez, en actividad, y teniente coronel (r) Silvio Hernández Soto presuntamente brindaron protección al cartel Beltrán Leyva.

Los documentos judiciales del caso revelados el lunes, señalan que se les acusa a los militares de haber pasado información importante que facilitó la actividad ilegal del cartel por lo menos durante el 2007.

Se trata de los oficiales de más alto rango del ejército mexicano en ser arrestados en por lo menos 15 años. Los cuatro fueron detenidos en mayo y han estado en arresto domiciliario hasta el lunes por la noche, cuando fueron enviados a una prisión de máxima seguridad en un área central de México.