El piloto español Marc Márquez ha declarado que es "un sueño poder correr el año que viene en MotoGP", aunque asegura que "ahora mismo" su cabeza está "centrada en Moto2".

"El anuncio en Mugello de que el año que viene estaré en MotoGP fue una gran noticia para todos. Es un sueño que el año que viene se hará realidad y se lo tengo que agradecer al señor Nakamoto. Aunque mi cabeza estaba en Moto2 y tengo muy claro que mi objetivo es ganar este año para subir de categoría habiendo conseguido el título", declaró el piloto en una entrevista concedida a Repsol.

Así mismo Márquez aseguró que la primera parte del campeonato "ha ido muy bien" y que en general han hecho "un gran trabajo".

"La primera parte del campeonato ha ido muy bien. En algunos circuitos nos ha costado más y hemos sufrido un poco. Las primeras carreras, que son las que más nos preocupaban porque no tuve pretemporada, las pasamos con buena nota pero en general creo que hemos hecho un gran trabajo", manifestó.

Por otra parte el piloto catalán afirmó que este año tiene "mucha más experiencia en la categoría", lo que le ha permitido "mejorar" respecto al año pasado.

"El año pasado tenía a estas alturas cuatro ceros en el casillero y este año sólo uno y fue en agua o sea, que tenemos que estar contentos pero sin bajar la guardia. Cuando no estoy del todo cómodo con la moto sufro un poco y en una situación así, el año pasado me hubiese caído, pero esta vez supe quedar quinto y sumar esos puntos para el campeonato", dijo.

Preguntado por los rivales más fuertes de la categoría, Márquez destacó la "rapidez" de Iannone y la "regularidad" de Pol Espargaró, y afirmó que conseguir el título dependerá "de muchos factores".

"Que se decante la balanza de un lado u otro dependerá de muchas cosas: cuántas carreras habrá en agua, los rivales, circuitos, cómo te encuentres encima de la moto... Tenemos que estar contentos porque nos encontramos 34 puntos por delante en la clasificación, pero sin despistarnos porque es una diferencia que en ocho carreras no es nada", concluyó.