La plantilla del equipo uruguayo Danubio tuvo un dificultoso traslado hacia Asunción donde hoy visitará al paraguayo Olimpia para definir la clasificación a la segunda fase de la Copa Sudamericana, llegó 14 horas antes de inicio del partido y solicitó su retraso, informaron fuentes del club.

Los directivos del Olimpia estaban de acuerdo en retrasar en 24 o 48 horas el partido e incluso gestionaron postergar en un día, para el domingo, su próximo compromiso por el torneo Clausura paraguayo para darle mas descanso al equipo.

Sin embargo, las autoridades de la Confederación Sudamericana de Fútbl (Conmebol) argumentando contratos con la televisión negaron la posibilidad de retraso, señaló el equipo uruguayo en su página oficial.

La plantilla del Danubio tenía previsto viajar la tarde del domingo hacia Asunción pero su vuelo se canceló debido al cierre del aeropuerto de Montevideo por un denso banco de niebla.

La delegación recién pudo viajar en la tarde del lunes hacia Buenos Aires, desde allí en otro vuelo a la ciudad argentina de Posadas y desde esta en autobús hasta Asunción.

La plantilla llegó a las 06.00 hora paraguaya (10.45 GMT) de hoy a la capital paraguaya y el partido comienza a las 20.45 (00.45 GMT).

El mismo contratiempo sufrió el árbitro argentino Diego Abal, encargado de dirigir el partido, que también viajó desde Buenos Aires a Posadas y luego en taxi junto a sus colaboradores hacia Asunción.

El partido de ida, jugado hace dos semanas en Montevideo, finalizó igualado sin goles.