La farmacéutica Pfizer acordó hoy con el Departamento de Justicia pagar varias multas por valor de más de 60 millones de dólares por sobornar a médicos, reguladores y funcionarios públicos en el extranjero.

El Departamento de Justicia ha anunciado que Pfizer ha acordado poner fin a las disputas sobre sus prácticas ilegales con el pago de una multa de 15 millones de dólares, así como el reembolso de 26,3 millones de dólares en beneficios al regulador del mercado de valores, la SEC.

Otra subsidiaria, adquirida por la farmacéutica estadounidense en 2009, Wyeth, pagará 18,8 millones en reembolso de beneficios y gastos del proceso legal para resolver el contencioso con las autoridades estadounidenses.

Los sobornos se produjeron en Rusia, Bulgaria, Croacia, Kazajistán, Serbia, República Checa, China e Italia.

Este acuerdo en el pago de multas hacen que el Departamento de Justicia decline perseguir un proceso criminal contra la farmacéutica por pagos impropios para conseguir una mejor posición de mercado para sus productos.

En 2004, Pfizer fue la primera gran farmacéutica que decidió cooperar con el Departamento de Justicia en la investigación de conductas ilegales en el extranjero de empresas que cotizan en bolsa, punibles en Estados Unidos.

Johnson & Johnson ya acordó el pasado año pagar 70 millones de dólares por sobornos en países como Grecia, Polonia o Irak.

"El pago corrupto a funcionarios extranjeros para asegurarse contratos lucrativos crea un mercado desigual y pone a las compañías honestas en desventaja", indicó en un comunicado Mythili Raman, asistente del fiscal general de EE.UU.