Irán remitió hoy, a través de la Embajada de Suiza en Teherán, una nota a Estados Unidos en la que responsabiliza al Gobierno de ese país de la suerte de los 48 peregrinos secuestrados desde el sábado por un grupo rebelde sirio, informó la agencia oficial iraní, IRNA.

Según dijo hoy el viceministro de Asuntos Exteriores para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian, el Gobierno de Teherán acusa al de Washington de "apoyar grupos terroristas y enviar armas a Siria, por lo que le considera responsable de las vidas de los 48 peregrinos iraníes secuestrados en Damasco".

Esta declaración se produce después de que ayer la portavoz de la red de Comités de Coordinación Local siria, Rafif Juejati, dijera a Efe que tres de los iraníes prisioneros de un grupo rebelde sirio habían muerto en bombardeos de las tropas gubernamentales en la periferia de Damasco.

El grupo armado Ejército Libre Sirio (ELS), según Juejati, anunció la muerte de los iraníes, que formaban parte de los 48 capturados el pasado sábado cuando viajaban en un autobús cerca del aeropuerto de Damasco.

Abdenaser Samir, "general" del ELS, amenazó también ayer con ejecutar a los rehenes, entre los cuales aseguró que hay miembros de los Guardianes de la Revolución de Irán, si las fuerzas del régimen de Damasco no detenían los bombardeos contra la zona donde se encuentran, dijo Juejati.

Sin embargo, en sus declaraciones de hoy, Abdolahian señala que, según las indagaciones hechas hasta ahora por las autoridades de Teherán, "no están confirmadas las noticias de que hayan muerto esos ciudadanos iraníes".

"Estados Unidos, como patrocinador del terrorismo, es responsable de las vidas de los peregrinos iraníes", reiteró Abdolahian respecto a la nota enviada al Gobierno de Washington por medio de la legación suiza, que alberga la Oficina de Intereses de EEUU en Irán.

También recordó Abdolahian las gestiones del ministro iraní de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehi, con los gobiernos de Turquía y Catar, que respaldan a los rebeldes, para que tomen medidas con el fin de conseguir la liberación de los secuestrados.

"Esperamos que esos países, que son de algún modo responsables de lo que sucede en Siria, que adopten las medidas necesarias destinadas a garantizar la salud y posibilitar el regreso seguro a casa de los peregrinos secuestrados", recalca Abdolahian en referencia a Turquía y Catar.

Previamente, los rebeldes sirios y EEUU han acusado repetidamente a Irán, el principal aliado del Gobierno de Damasco en Oriente Medio, de apoyar militarmente al régimen sirio con armas, personal y asesoramiento.

Por su parte, Irán acusa a EEUU, sus aliados occidentales y algunos gobiernos musulmanes coaligados con Washington, en especial Arabia Saudí, Catar y Turquía, de armar a los grupos opositores sirios, a los que considera terroristas.