La Policía de Puerto Rico en colaboración con las autoridades federales incautaron 1.000 kilos de cocaína encontrados en una embarcación a 30 kilómetros de la costa de Guayama, al sur de la isla caribeña.

El jefe de la Policía de Puerto Rico, Héctor Pesquera, informó hoy a través de un comunicado que en la operación, llevada a cabo el lunes, fueron detenidos los dos tripulantes que iban en la embarcación.

La incautación fue posible gracias a la llamada a la Policía de un ciudadano que remolcó con su embarcación la lancha donde fue encontrada la droga y que detectó movimientos extraños por parte de los tripulantes.

Los agentes detectaron señas sospechosas en uno de los tanques de combustible de la embarcación y tras su revisión encontraron 38 fardos de cocaína.

Pesquera destacó que el incremento de la actividad de los narcotraficantes en la zona ha favorecido una mayor colaboración entre la Policía local y las autoridades federales estadounidenses.