Gran Bretaña puso fin al dominio de Alemania en la prueba olímpica de adiestramiento ecuestre, y conquistó el martes otra presea de oro en el Greenwich Park.

Alemania se conformó con la plata, mientras que Holanda se apropió del bronce.

En el adiestramiento, el caballo realiza una rutina cuidadosa de movimientos, que ponen de manifiesto el entrenamiento que ha recibido. La rutina incluye trote, pasos largos, giros y una especie de salto corto.

Esta competencia recibió una atención inusitada de los estadounidenses en los Juegos Olímpicos de Londres porque el equipo de ese país incluyó a Rafalca, un caballo propiedad de la esposa del candidato presidencial republicano Mitt Romney.

Ann Romney vio la prueba desde el palco de las celebridades, lo mismo que la princesa Ana, cuya hija Zara Phillips fue parte del equipo de salto ecuestre que ganó una medalla de plata al comienzo de los Juegos.

Alemania había ganado todas las preseas olímpicas de oro en el adiestramiento desde Montreal 1976, con la excepción de Moscú 1980, cuando no participó por el boicot. Gran Bretaña jamás había conseguido una presea en esta variante.

"Espero que esto no termine aquí. Espero que éste sea el comienzo de una evolución del equipo", dijo Laura Belchtolsheimer, que montó a Mistral Hojris para ayudar al triunfo británico.

Las 18 puntuaciones individuales más altas en la competición de adiestramiento avanzan para realizar una prueba libre, el jueves, con movimientos y música de la predilección del jinete. Es algo similar a las galas del patinaje artístico sobre hielo o de la gimnasia.