El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, optaba en los primeros minutos de la sesión por las compras y superaba los 7.100 puntos, con una subida del 1,33 % y con los inversores convencidos de que lo peor de la crisis de la deuda soberana ya ha pasado y España recibirá el apoyo que necesita.

A las 09.18 hora local (07.18 GMT), el selectivo español recuperaba 93,90 puntos y se situaba en las 7.150 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid avanzaba el 1,13 %.

Esta jornada se presenta sin apenas referencia y de ella se esperan pocas sorpresas, como las más de cinco horas que estuvo la Bolsa española sin operar la víspera.

Al rally alcista de ayer, con el que el IBEX se apuntaba la cuarta mayor subida del año, del 4,41 %, seguía hoy la decisión de los inversores de tomar posiciones en renta variable española, sobre todo después de Alemania expresara su respaldo a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de volver a comprar deuda de los países de la zona del euro en situación crítica.

Durante la sesión de hoy se conocerán datos como el PIB adelantado de Italia en el segundo trimestre, la producción industrial de junio del Reino Unido y los pedidos industriales en Alemania del mismo mes.

Dentro del IBEX, Sacyr se situaba en la apertura al frente de las ganancias del índice (4,30 %), en compañía de Mapfre (3,08 %) y Bankia (2,10 %).

Todos los pesos pesados del mercado optaban también por las ganancias, del 0,36 % para BBVA, del 0,61 % para Telefónica, del 0,89 % para Santander, del 0,90 % para Inditex, del 1,74 % para Iberdrola, y del 2,34 % para Repsol.

Entre la media decena de valores que sufría caídas destacaba Amadeus (0,98 %), Enagas (0,31 %) y Técnicas Reunidas (0,09 %).

El euro abrió hoy a la baja en el mercado de divisas de Fráncfort y se cambiaba a 1,2381 dólares, así como el barril de crudo Brent para entrega en septiembre cotizaba en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres a 109,43 dólares, 0,12 menos que al cierre de la jornada anterior.