El Gobierno de Ecuador estudia incorporar rutas aéreas hacia destinos diferentes a los que mantiene actualmente, que incluiría vuelos a la ciudad estadounidense de Los Ángeles y a las capitales de Argentina y Alemania.

Esa posibilidad forma parte de una propuesta para mejorar la "conectividad" del país, señaló hoy el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en un encuentro con periodistas en la ciudad portuaria de Guayaquil (suroeste).

Dicha estrategia, comentó el mandatario, se dio en el marco de un proceso de análisis efectuado por un equipo de sus colaboradores, en el que se discutió también la posibilidad de adoptar el sistema de "cielos abiertos".

No obstante, Correa remarcó que una política de "cielos abiertos" podría generar "estrategias anticompetitivas" por parte de empresas, por lo que se buscaron otras alternativas.

Una "mejor estrategia para mejorar la conectividad en el país son incentivos concretos para desarrollar ciertas rutas, por ejemplo, Guayaquil-Los Ángeles", señaló Correa, que también mencionó otros destinos como Berlín y Buenos Aires.

Explicó que entre los beneficios para las compañías aéreas, nacionales o extranjeras que asuman las nuevas rutas que se propondrán, figura la reducción de un 40 por ciento en el costo del combustible.

"Básicamente estamos hablando de nuevas rutas" y su desarrollo tiene un costo, que actualmente se evalúa, señaló el mandatario que vio beneficios positivos con la propuesta porque supondrá también la atracción del turismo que permite obtener ingresos y dinamizar la economía. EFE