El Gobierno panameño aprobó hoy las nuevas tasas para el tránsito por el Canal de Panamá que entrarán a regir, en dos tramos, a partir del 1 de octubre de 2012 y 1 de octubre de 2013, informó una fuente oficial.

Las nuevas tarifas, que según una propuesta inicial regirían a partir del 1 de julio con un alza de entre un 15 y un 113 %, fueron avaladas durante una sesión del Consejo de Ministros, indica un comunicado de la Presidencia panameña.

Las fechas iniciales de entrada en vigencia de estos peajes fueron cambiadas luego de que la Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) sometiera la decisión a un proceso de consulta pública con los clientes y usuarios de la vía interoceánica.

El administrador de la ACP, Alberto Alemán Zubieta, sustentó la propuesta de las nuevas tarifas ante el Consejo de Ministros.

Alemán dijo que la modificación a las tarifas se sometió a dos periodos de consulta, el primero entre el 20 de abril y el 21 de mayo de 2012.

En esa ocasión se recibieron 19 cartas de 18 interesados, entre agencias de Gobierno, compañías navieras, asociaciones de navieras y los organismos internacionales que representan diversos segmentos de la industria marítima internacional, explicó Alemán.

Posteriormente, el 23 de mayo de 2012 se realizó una audiencia pública en la que se determinó la modificación de esta propuesta, que nuevamente se sometió a una consulta entre los días 27 de junio y 12 de julio de 2012, precisó.

Indicó que, además de postergar la entrada en vigencia de la primera fase de ajustes a octubre de 2012 y la segunda a octubre de 2013, también se acordó que los buques contenedor carga suelta se mantengan bajo el segmento de "otros".

En ese sentido, el administrador de la ACP sustentó que el ajuste que se está proponiendo sobre un periodo de 2 años, es "más que adecuado para que la industria haga los ajustes necesarios", señala el comunicado.

La propuesta oficial inicial planteó el incremento del peaje a partir del 1 de julio pasado, escalonado en dos años, del 15 % a siete tipos de barcos grandes, y de entre el 60 % y el 113 % a las embarcaciones menores que pasan por el Canal.

Chile, Ecuador y Japón están entre los países que pidieron la revisión de esa propuesta, por considerar excesivo los ajustes, así como una reconsideración de la fecha prevista para que empezarán a regir.