El ciclista británico Chris Hoy ganó hoy en el velódromo de Londres el oro en la modalidad de keirin, la séptima medalla de su carrera y el sexto oro, más metales dorados que ningún otro atleta británico en la historia.

El corredor escocés, de 36 años, igualó en número de medallas a su compatriota Bradley Wiggins, y superó en la cantidad de oros que acumula al legendario remero británico Steve Redgrave, que acumuló cinco metales dorados entre Los Ángeles 1984 y Sydeny 2000.

Tras una deliberación de varios minutos y estudiar con detenimiento la foto de llegada de la prueba, los jueces no pudieron determinar la diferencia en la llegada entre el neozelandés Simon van Velthooven y el holandés Teun Mulder, por lo que decidieron entregarles a ambos una medalla de bronce.

La plata fue en solitario para el alemán Maximilan Levy, quien más cerca estuvo esta tarde de aguantar la rueda de Hoy.

Para hacerse con el oro, el escocés se lanzó al ataque temprano en la carrera para recorrer la última vuelta y media al velódromo en un esprint que resultó imbatible para cualquiera de sus perseguidores.

El británico ya había demostrado su buen estado de forma en la primera jornada de la competición en la pista olímpica cuando, junto con sus compatriotas Philip Hindes y Jason Kenny, batió hasta en dos ocasiones el récord del mundo de velocidad por equipos y se subió a lo más alto del podio.

En unos Juegos en los que el ciclismo local está arrasando tanto en la pista como en la carretera, Hoy se sumó a la gloria que logró en la contrarreloj hace seis días su compatriota Bradley Wiggins, que ha sido durante seis días el británico con más medallas olímpicas de la historia.

El escocés ya era un héroe deportivo en el Reino Unido, y fue abanderado del Reino Unido en la ceremonia de inauguración del pasado 27 de julio, pero llegaba a Londres 2012 convencido de que podía ampliar todavía algo más su leyenda.

La explosión deportiva de Hoy se produjo hace cuatro años, en Pekín 2008, cuando se coronó como el rey del velódromo al hacerse con tres medallas de oro.

En esta ocasión solo competía por dos metales, pero se impuso en ambas disciplinas dejando la sensación de un domino absoluto sobre las tablas del velódromo.

Los espectadores que abarrotaban un día más el recinto olímpico, con capacidad para 6.000 personas, vivieron con la victoria de Hoy el mejor final posible para seis días de competición en los que el ciclismo local se ha llevado nueve medallas: Siete de oro, una de plata y una de bronce.

Australia es el siguiente país en el medallero del ciclismo en pista, con cinco metales (un oro, una plata y tres bronces), mientras que Alemania es tercera con tres medallas, una de cada clase.

España, por su parte, concluye su participación en el velódromo de Londres 2012 sin haberse podido colgar ningún metal al cuello.