El Barcelona afronta esta semana dos partidos amistosos, los últimos de su pretemporada, para poner a punto la maquinaria antes de su primer compromiso en la Liga española 2012-13, el domingo 19 de agosto en el Camp Nou contra la Real Sociedad.

El Manchester United, mañana en Gotemburgo (Suecia), y el Dinamo Bucarest, el sábado en la capital rumana, serán sus últimos rivales en duelos de preparación este verano.

El Barcelona, que este año ha cambiado la concentración y la gira veraniega por partidos, hasta ahora, con viaje de ida y vuelta el mismo día, dejará Barcelona mañana hasta el domingo, ya que tras el encuentro en Gotemburgo el equipo que entrena Francesc 'Tito' Vilanova permanecerá dos días en Suecia y después se trasladará a Rumanía.

Mañana le espera en el estado Ullevi de Gotemburgo el Manchester United (18.00 GMT).

En la expedición barcelonista viaja el único fichaje del equipo esta temporada, el joven lateral izquierdo Jordi Alba, quien, tras la decepcionante participación de España en el torneo de fútbol de los Juegos de Londres, se unirá a sus nuevos compañeros después de unos días de vacaciones.

La lesión de Adriano Correia, que se perdió el último partido por un esguince, podría concederle a Alba algunos minutos mañana en Suecia contra el United.

El equipo inglés viene de enfrentarse al Valerenga noruego, contra el que empató hace unos días a cero, y antes de empezar la 'Premier' en el campo del Everton el 20 de agosto, jugará otro amistoso, el día 11, contra el Hannover 96.

El Barcelona ha jugado un partido menos esta pretemporada que el equipo inglés, ya que sólo ha disputado tres. El primero, hace dos semanas, contra el Hamburgo (1-2), después se midió ante el Raja de Casablanca (0-8) y el pasado fin de semana jugó contra el París Saint-Germain, al que se impuso en los penaltis (1-4) tras empatar 2-2.

El Barça-United no podrá ver el regreso de David Villa, a pesar de que el delantero internacional español es una de las novedades de la expedición. Ha recibido el alta médica, pero tardará unas semanas en volver a la competición, como así apuntaron hace unas semanas desde los servicios médicos del club azulgrana.

Lo que sí se espera es que Vilanova empiece a afianzar el once con el que debutará en la Liga y que pocos días después deberá disputar a doble partido la Supercopa de España contra el Real Madrid.

Tras el partido en Gotemburgo, el jueves y el viernes el Barcelona se entrenará en el mismo estadio sueco y el sábado partirá hacia Bucarest, donde por la tarde (17:15 GMT) se enfrentará al Dinamo de Bucarest.

Al acabar ese partido, el grupo de Vilanova regresará a Barcelona, donde dispondrá de una semana sin ningún compromiso deportivo para preparar el encuentro con el que debutará en la Liga 2012-13, ante la Real Sociedad del francés Philippe Montanier.