Estados Unidos acusó a tres personas radicadas en Belice de colaborar con el poderoso cártel mexicano de Sinaloa para traficar drogas procedentes de Colombia.

El Departamento del Tesoro señaló a John Zabaneh, a su sobrino Dion Zabaneh y a su socio Daniel Moreno de utilizar cinco empresas en Belice para apoyar las actividades del cártel de Sinaloa, que es encabezado por Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Los tres hombres y las cinco compañías fueron descritos como narcotraficantes conforme a la Ley Kingpin, que prohíbe a los estadounidenses hacer negocios con los contrabandistas de drogas y permite al gobierno intervenir sus activos.