El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, defendió hoy las negociaciones comerciales con Irán que han sido criticadas por ciertos sectores de la oposición que ven un peligro en esos tratos, ante las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Correa aclaró en un diálogo con periodistas que las negociaciones comerciales con Irán no incumplen las resoluciones de Naciones Unidas, que prohíben comprar al país persa armas o energía atómica, y señaló que vender bananas no debe conmocionar a nadie.

La legisladora de oposición Betty Amores advirtió recientemente que la negociación con Irán podría afectar la imagen del país ante el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), mientras que el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio, Blasco Peñaherrera, habló incluso del peligro de que se constituya una triangulación para lavar activos.

Correa se lamentó del "escándalo" que han armado ciertos políticos y dijo que el Iraní es un buen mercado potencial para su país.

"Este es un mercado de 80 millones de personas, con altos ingresos por ser un país petrolero, deficitario en cosas como alimentos y, bueno, seguiremos explorando la potencialidad de este mercado", señaló Correa.

Además, enfatizó en que las negociaciones comerciales que lleva adelante su Gobierno buscan el "beneficio del pueblo ecuatoriano, sin tener que pedirle permiso a nadie, porque no creemos en patrones, porque Ecuador es un país soberano y digno".

El mandatario izquierdista pidió a sus compatriotas que no se dejen llevar por el "qué dirán los Estados Unidos", país que, según recordó, mantiene intercambio comercial con Irán.

"¡Cuánto entreguismo, qué vergüenza!", se lamentó Correa por la posición de sus adversarios y remarcó que "Ecuador se someterá tan solo a las resoluciones del Sistema de Naciones Unidas", y no "al sistema de EE.UU".

Además, el gobernante mostró cifras del intercambio que varios países mantiene con Irán y dijo que el comercio de EE.UU. hacia el mercado iraní alcanza los 229 millones de dólares anuales.

También mencionó que el intercambio de Japón con Irán asciende a 1.700 millones de dólares, el de Francia a 2.300 millones, de Brasil a 2.332 millones y de Italia a 2.589 millones.

El comercio de Rusia con Irán, añadió Correa, alcanza los 3.398 millones de dólares, de Turquía los 3.590 millones, Alemania 4.300 millones, Corea del Sur 6.000 millones, China los 14.000 millones y los demás países 11.000 millones.

Ecuador actualmente vende "cero" a Irán, señaló el mandatario al justificar las negociaciones comerciales con el país persa.