El curso académico en las escuelas públicas de Puerto Rico comenzará mañana con la novedad de la puesta en marcha de un plan piloto para la enseñanza en inglés de varias asignaturas en 32 centros de la isla y que pretende abarcar a todo el sistema educativo en el plazo de 10 años.

El secretario de Educación, Edward Moreno Alonso, dijo hoy en declaraciones a medios locales que a los 32 centros hay que añadir otros 35 en los que se intentará poner en marcha el plan durante el curso en la medida en que los profesores tengan capacidad para impartir las clases en inglés.

Las 32 escuelas seleccionadas en el plan piloto impartirán en inglés las asignaturas de matemáticas y ciencias, además de la de esa lengua, mientras que el resto se enseñarán en español.

Moreno Alonso anunció que su departamento hace esfuerzos para que se pueda incorporar la enseñanza de un tercer idioma en el sistema educativo de Puerto Rico en el plazo de los próximos años, tras recordar que el francés se imparte ya en una escuela de la isla.

El plan del Ejecutivo puertorriqueño de sustituir el español por el inglés en cerca de la mitad de las asignaturas que conforman el sistema educativo de la isla ha creado polémica y ha sido condenado desde distintos sectores por lo que supondría en sí y por la dificultad real de su puesta en marcha.

Moreno Alonso justificó el pasado junio la iniciativa por, dijo, responder al derecho de los niños puertorriqueños a adquirir el dominio del inglés y dar respuesta a la demanda de los padres.

Sostuvo que en la mayoría de las ofertas de empleo se exige el dominio del inglés y el español, después de asegurar que el conocimiento de la primera lengua es fundamental para conseguir un puesto de trabajo en Puerto Rico.

La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Aida Díaz, señaló a Efe el pasado día 1 que hay preocupación en la organización por la dificultad que supondrá para los enseñantes impartir clases en un segundo idioma en el que muchos se preparan todavía para dominar.

Destacó que el Gobierno ha puesto en marcha como medida cursos de pocas semanas para adiestrar a los maestros con el fin de que puedan impartir las clases en inglés.

"Vamos a ver si los maestros cuando se cierre la puerta siguen enseñando en inglés", dijo Díaz de un plan sobre el que la principal formación de la oposición, el Partido Popular Democrático (PPD), y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) han mostrado dudas por la posibilidad real de su puesta en marcha y por el fin de la iniciativa.

El Ejecutivo del gobernador Luis Fortuño, que favorece la anexión de la isla a Estados Unidos, da luz verde a la iniciativa a pocos meses de las elecciones generales del próximo 6 de noviembre.

El inglés se impuso de forma forzada como lengua del sistema educativo público de Puerto Rico entre 1900 y 1948 en el nivel secundario hasta que volvió a las aulas el español.

Actualmente, español e inglés son lenguas oficiales en Puerto Rico, Estado Libre Asociado desde 1952 a Estados Unidos, aunque la práctica totalidad de la población local tiene al español como su lengua materna.

La polémica del idioma en el sistema educativo coincide con un inicio de aulas en el que el sindicato Federación de Maestros de Puerto Rico ha denunciado que el Ejecutivo pretende poner en marcha un plan de reestructuración escolar que supondrá reemplazar las actuales plantillas por personal de empresas privadas.