El atacante chileno Mauricio Pinilla se encuentra feliz en el Cagliari, aunque cree que el Inter podría ser parte de su futuro.

"Firmé un contrato por tres años con el Cagliari y daré todo por esta camiseta, pero como tifosi no he jamás negado mi simpatía por el Inter, incluso antes que llegara Iván Zamorano", declaró en una entrevista que publicó el martes la Gazzetta dello Sport.

"El Inter es un gran club, pero más adelante se vendrá: un personaje importante del Inter me dijo que para mi llegada no hay una fecha de término", declaró.

Pinilla, de 28 años, está en su segunda temporada con el Cagliari. Llegó a Italia a través justamente del Inter en el 2003, pero el club lo cedió de inmediato en préstamo al Chievo. Después pasó por una serie de equipos, como el Celta Vigo y Racing de Santander de España, y el Vasco de Gama de Brasil, entre otros.

"Desde 2003 y por cuatro años di la vuelta al mundo, pero no me sentía involucrado en los proyectos de los clubes, no pensaba en el fútbol, creía que con tener talento bastaba y me confiaba demasiado, pero no es así", reconoció el futbolista chileno.

En Grossetto, equipo de la Serie B italiana donde también jugó, "me di cuenta que estaba botando mi vida y cambié", añadió.