Boca Juniors y Racing Club jugarán el miércoles la final de la Copa Argentina, un torneo disputado por equipos de todas las categorías del país que se reeditó después de 40 años y se ha convertido en una prueba decisiva para la supervivencia del técnico Julio Falcioni al frente de los boquenses.

Falcioni quedó bajo fuego luego de la derrota 3-0 ante Quilmes en el estreno del torneo Inicial, la cual profundizó la crisis interna de Boca desatada a partir de la salida de su capitán e ídolo Juan Román Riquelme tras la derrota en la final de la Copa Libertadores por diferencias con el entrenador.

"Siempre estamos al límite. Todos los partidos, campeonatos, hay que pelearlos porque esto es lo que significa Boca", afirmó Falcioni el martes al ser consultado sobre su continuidad.

Una victoria ante Racing le podría dar a Falcioni la tranquilidad para cumplir su contrato, que vence en diciembre. Una derrota, en cambio, podría hacer insostenible su permanencia, aunque la directiva ha dicho que no lo despedirá.

"Si gana Racing será una sorpresa, pero si lo hace Boca será un hecho normal", valoró Falcioni.

La Academia, con menos presión que su rival, llega con aires renovados a partir de una decena de fichajes que sacudieron el mercado, entre ellos el experimentado volante Mauro Camoreanesi y el goleador José Sand.

Racing tampoco brilló en su debut en la liga local: en su estadio empató 1-1 ante Atlético Rafaela, con dos penales errados por Sand.

"Es un clásico del fútbol argentino, importante para los dos por diferentes motivos. Es una final de una Copa que tiene un gran valor por ser la primera edición", resaltó Camoranesi.

Boca ganó la primera edición de esta competencia en 1969. Un año después hubo una segunda edición que no terminó de jugarse.

De similar formato a la Copa del Rey de España, en la versión argentina participan 186 clubes de primera, segunda y tercera división y de otras categorías menores de todo el país.

Boca dejó en el camino a Santamarina de Tandil, Central Córdoba de Rosario, Olimpo, Rosario Central y Deportivo Merlo. Salvo el segundo rival, a todos los eliminó por la vía de los penales tras igualar en los 90 minutos.

Por su parte, Racing superó a El Porvenir, Patronato, Sarmiento, Atlético Tucumán y River Plate.

La final se jugará a partir de las 20.30 horas (2330 GMT) en el Bicentenario de la provincia de San Juan.