El presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, dijo hoy que "la situación en Europa es muy difícil" por la ausencia de una política fiscal común y la "compleja" negociación entre los países en esta crisis.

En un encuentro con profesores de todo el país, Bernanke dijo que debido a esta diferencia básica en los 17 países de la eurozona, la crisis ha llevado a que "haya países más débiles fiscalmente que están apretándose el cinturón de una manera muy fuerte, con el resultado de unas economías más débiles".

No obstante, indicó, los países de la moneda común europea "tienen fuertes incentivos para hacer frente a los problemas, quieren mantener la integración política", aunque es "muy difícil y requiere muchas y duras decisiones políticas".

"Es muy complicado (la situación en la eurozona) porque hay 17 países diferentes y cada uno quiere estar seguro de que es tratado de manera justa, por lo que estamos ante una muy difícil y compleja negociación política que ya lleva en marcha un par de años", remarcó.

Bernanke recordó que una sola autoridad fiscal facilitará mucho la recuperación en Europa, al tiempo que señaló que la crisis europea y la incertidumbre que ha creado en los mercados está afectando también a la economía estadounidense.

El presidente de la Reserva Federal centró su discurso hoy en la necesidad de mejorar la educación económica de los niños y familias estadounidenses, algo que en su opinión tendrá un papel clave en la mejora del país.

"La educación financiera apoya no solo el bienestar individual, sino también la salud económica de nuestra nación", con especial incidencia en la planificación del ahorro y el consumo, agregó.