El volante argentino del Palermo Nicolás Bertolo se disculpó el martes por manejar en estado de ebriedad e intentar agredir a un policía.

"Me excuso con la policía, con nuestros tifosi y con el club. Estoy profundamente arrepentido por lo sucedido y garantizo a todos que episodios similares no se repetirán", expresó en el portal del Palermo.

El club, por su parte, anunció que adoptará medidas disciplinarias y "lo pondrá además a disposición de iniciativas en el ámbito social".

El jugador fue interceptado el lunes cuando zigzagueaba en su automóvil por la principal calle de Palermo, huyó cuando la policía le ordenó detenerse y trató de agredir a uno de los oficiales cuando lo detuvieron.

La policía le retiró el carnet para conducir y retuvo su automóvil.