Brasil se clasificó hoy para las semifinales del torneo femenino de voleibol de los Juegos Olímpicos al derrotar a Rusia 3-2 en un duelo emocionante, en el que las ganadoras del oro en Pekín levantaron seis puntos de partido en contra.

Brasil tuvo altibajos, recuperó la sonrisa y jugó al nivel más alto de todos los Juegos Olímpicos, pero también sufrió con una selección durísima como la rusa y se llevó el gato al agua en un final de locos y ahora jugará de nuevo por un lugar en la final contra Japón.

Después de haber coqueteado con la eliminación en la primera fase debido a su irregularidad, Brasil volvió hoy a ser un equipo intermitente.

Cuando jugó bien apabulló a Rusia, pero en algunos momentos aflojó y sufrió mucho con el poderío físico y la altura del bloqueo de las europeas.

Comenzó muy bien Brasil, jugando sus mejores minutos de todos los Juegos Olímpicos, en especial en el segundo set, pero después volvió a quedarse estancado, a caer en un voleibol previsible y a cometer fallos, para acabar levantando el partido en una rabiosa acometida.

La de Rusia es una selección muy firme, que casi nunca concede regalos y que sabe aprovechar aquellos que le brindan sus adversarias.

A pesar de jugar una buena primera parte, a Brasil le condenó el hecho de que cometió unos pocos errores en momentos decisivos y Rusia no le perdonó.

El primer set progresó muy parejo, ambos equipos se relevaron en la cabeza varias veces, con una Rusia contundente y un Brasil versátil en el ataque por ambos flancos.

Así se llegó en tablas al punto 23, cuando Thaísa dejó de golpear el balón de forma incomprensible, en un remate sin dificultad aparente, y puso en bandeja el set para Rusia.

Brasil aumentó una velocidad en el segundo set, aceleró la circulación del juego y puso a Rusia contra las cuerdas desde el comienzo (6-3).

Fueron los mejores instantes de Brasil. La líbero Fabi levantaba bolas imposibles, Dani Lins, en el rol de colocadora titular, le dio mucha movilidad y velocidad al juego del equipo, mientras que el bloqueo apareció para eclipsar a la gigante rusa Ekaterina Gamova, de 2,02 metros de altura.

Una buena secuencia puntuadora a mitad de set, con un par de bloqueos incluidos, le permitieron a Brasil distanciarse hasta ocho tantos (18-10) y, aunque Rusia consiguió maquillarlo, no pudo evitar que las suramericanas se adjudicasen la manga con comodidad.

Pero después la campeona olímpica volvió a caer en la inconstancia, en los pases previsibles, en los fallos de bloqueo, mientras que Rusia ganaba cuerpo de nuevo.

Gamova y Shashkova castigaron con dureza en ese tercer set a las brasileñas, que se vinieron abajo repitiendo los errores de la primera fase y cedieron el parcial más corto del partido.

Rusia comenzó por delante en el cuarto set, pero Brasil, lleno de rabia, alcanzó el empate a los ocho puntos y tomó la delantera con un bloqueo seguido de un saque directo de Sheilla (16-14).

El bloqueo ruso y los fallos de saque de Brasil prolongaron la emoción del set, pero Brasil se había recuperado del valle de juego y se llevó el set con carácter en los puntos decisivos.

En un set de desempate de alto voltaje, Rusia puso a Brasil de rodillas con los devastadores remates de Goncharova, pero las campeonas olímpicas levantaron seis puntos de partido y lograron la victoria en un final emocionante, con un remate de Fabiana.

- Ficha técnica:

2 - Rusia: Borisenko (3), Perepelkina (8), Shashkova (28), Goncharova (25), Gamova (25), Startseva (2) y Kryuchkova (líbero) -equipo inicial- Kosheleva, Estes

3 - Brasil: Fabiana (15), Dani Lins (2), Thaisa (24), Jaqueline (12), Sheilla (27), Fernanda Garay (14) y Fabi (líbero) -equipo inicial- Tandara (2), Natalia, Fernandinha, Paula Pequeno (2)

Marcador: 26-24 (32 min.), 22-25 (30 m.), 25-19 (26 m.), 19-25 (27 m.) y 19-21 (26 m.)

Árbitros: Akihiko Tano (JAP) e Ibrahim Al-Naama (QAT).

Incidencias: Partido de cuartos de final del torneo olímpico femenino de voleibol diputado en el Earls Court de Londres ante unos 15.000 espectadores.

HASH(0xa31fda4)

Por Manuel Pérez Bella