El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador resolvió hoy revisar todas las firmas de adhesión a los movimientos y partidos políticos inscritos tras el escándalo desatado por la denuncia de adhesiones fraudulentas.

La decisión se adoptó en momentos en que el CNE adelantaba un proceso de revisión parcial y una vez que las autoridades han recibido miles de denuncias por el uso fraudulento de firmas.

Una fuente del CNE dijo a Efe que se verificará el "cien por ciento" de las firmas presentadas.

En busca de un peritaje idóneo, la Fiscalía pidió el uso de bases de datos de otras instituciones del Estado para validar las firmas presentadas por las agrupaciones políticas.

Miles de personas se han visto sorprendidas en los últimos días al descubrir que se utilizaron sus firmas para inscribir a agrupaciones políticas y ahora se han embarcado en un proceso de denuncia ante la Fiscalía.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó el sábado de "horroroso" lo ocurrido con el uso doloso de las firmas y ha mostrado su disgusto con quienes echan la culpa de lo sucedido al CNE por no detectarlo a tiempo.

"Estos genios (dicen) que el culpable es el CNE, no los que hicieron el fraude. Imagínense, es decir el culpable es la aduana, no el contrabandista, pero qué vergüenza, cómo pueden decir un disparate así", señaló al apuntar que también el CNE "puede tener corresponsabilidad".

Especuló que partidos políticos o movimientos compraron bases de datos a personas sin escrúpulos que las comercializan fraudulentamente en internet.

"No permitiremos que se le robe la firma a los ciudadanos", señaló el sábado Correa en tanto que el titular del CNE, Domingo Paredes, reiteró hoy en un mensaje a la nación que defenderán la "fe pública" y lucharán "indeclinablemente" para que ningún ciudadano sea afectado "por estar en un partido o movimiento político contra su voluntad".

Se prevé que la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador se celebre el 17 de febrero de 2013.