Políticos de varios partidos uruguayos de oposición y representantes de la industria del país criticaron hoy con dureza los errores e incumplimientos que existen en el seno del Mercosur que son perjudiciales para su país y lamentaron la falta de "voluntad política" para resolverlos.

En una conferencia titulada "Mercosur: Actualidad y Desafíos a Futuro", realizada en la sede del Parlamento uruguayo y en la que participaron representantes de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, la Cámara de Industrias del Uruguay y la central sindical PIT CNT, opositores al Gobierno uruguayo y empresarios apuntaron hacia Argentina como causante principal del fracaso del Mercosur de cumplir su misión como zona de libre comercio.

Según expresó el diputado del Partido Colorado Juan Manuel Garino al inicio de la charla, los problemas del bloque comercial formado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y al que recientemente se incorporó Venezuela de forma oficial, surgen de las decisiones argentinas de interponer cada vez más dificultades comerciales, "violando constantemente el espíritu del Mercosur".

Siempre hablando desde la perspectiva uruguaya, Garino señaló que es muy significativo el hecho que desde que el bloque entrara en funcionamiento en 1991 el comercio bilateral con Argentina tan solo se haya duplicado mientras que con Brasil se "cuadruplicó", situación que se explica tan solo por la "menor seriedad que los empresarios ven" en el país del sur.

"En ese sentido, la solución para Uruguay es que nos conviene mantener el derecho y que se cumpla el ámbito jurisdiccional, pero ese también se incumple de forma sistemática, lo que puede beneficiar a los países grandes, pero no a los chicos", añadió.

Por su parte, el representante de la Cámara de Industrias de Uruguay, Washington Durán, apuntó a tres problemas en el seno del bloque que impiden su desarrollo, como la "falta de incorporación de normas efectivas", el incumplimiento de los laudos arbitrales por los países poderosos y la cada vez mayor "primacía de lo político sobre lo jurídico".

Precisamente Durán cargó contra este último aspecto y su defensa por parte del Gobierno uruguayo del presidente José Mujica para argumentar en favor de la incorporación de Venezuela al bloque sin el apoyo del Parlamento paraguayo aprovechando la suspensión del país mediterráneo del bloque tras la destitución del presidente Fernando Lugo.

"Eso es algo incomprensible para Uruguay, ya que nuestra fortaleza está en respetar la ley escrupulosamente", dijo.

Durán también atacó las medidas proteccionistas de los países grandes del bloque como las argentinas, a las que consideró además inútiles para cumplir con su objetivo declarado, que era controlar las importaciones de productos chinos, y dijo que "no funcionan" porque estas no han dejado de incrementarse.

"La situación del Mercosur es en este sentido complicada, pero su solución es fácil. Solo basta que los Gobierno tengan voluntad política de hacer cumplir las normas. Pero esa voluntad no está", se lamentó el industrial.