La legendaria ciclista colombiana María Luisa Calle quedó muy rezagada el lunes en la primera jornada de la prueba de omnium, pero espera hacer una despedida digna de los Juegos Olímpicos el martes, en que concluye la contienda con pruebas más acordes con sus características.

"Confío que me irá mejor mañana (el martes). Me guardo lo mejor para el final", dijo a la AP Calle, de 43 años y quien compite en su cuarta olimpiada.

Disputadas tres de las seis pruebas, Calle quedó 16ta entre 18 competidoras en la clasificación general luego de acumular un total de 40 puntos, 28 unidades más que la líder, la británica Laura Trott, que suma 12.

En el omnium, la ciclista con menos puntos es la que gana.

"En la primera (prueba) me fue regular. Yo no soy buena para las pistas cortas y eso se notó", comentó la colombiana, quien en la prueba de vuelta lanzada en velocidad ocupó el último puesto entre las 18 pedalistas.

"Por el contrario, me sentí muy bien en los 20 kilómetros por puntos", aseveró Calle, que conquistó el bronce en la prueba por puntos de los Juegos de 2004 en Atenas. En la carrera por puntos la colombiana trepó al octavo lugar.

En el omnium los ciclistas compiten entre sí en seis modalidades diferentes en las que se combinan pruebas de velocidad y de resistencia.

"Me ayudó mucho el que me estuve preparando para participar en la prueba contrarreloj, pero faltando pocos días para venirme para acá (Londres), me dijeron que no la podía correr... al final el entrenamiento me sirvió para esto", indicó.

La corredora oriunda de Medellín sólo participa en el omnium. Su intención de competir en la contrarreloj individual sobre 29 kilómetros como planeaba fue frustrada por torpezas burocráticas.

La Unión Internacional de Ciclismo (UCI) rechazó su inscripción alegando que, equivocadamente, las autoridades del ciclismo colombiano pensaron que seguía vigente una norma que daba derecho a participar en la contrarreloj a cualquier ciclista clasificado dentro de las otras disciplinas en disputa, sea ruta, BMX (bicicross) o pista, siempre y cuando ese país no tuviese una participación extra, y ese era el caso de Colombia.

En la prueba por eliminación Calle terminó en el 14to. lugar, pero afirmó que desde el inicio se trazó una carrera conservadora para evitar que un percance la sacara abruptamente del torneo.

"La carrera por eliminación es una prueba muy riesgosa, se mete mucho manubrio, lo que menos quería era tenerme que salir por una caída. Espero subir en la clasificación mañana (martes), en particular en la prueba de persecución (individual), que es en la que mejor me siento", acotó.

Al preguntársele si su retiro está cerca, Calle expresó que más allá de la edad, "lo importante es que a uno le guste esto y que le rinda".

"Yo disfruto todavía entrenando, subiendo a la bicicleta, así que creo que todavía me van a seguir viendo en las pistas", enfatizó la atleta, considerada como la mejor ciclista colombiana de todos los tiempos.

Las otras dos latinoamericanas en el omnium, la cubana Marlies Mejías y la venezolana Angie González y , terminaron el primer día de competencia en los puestos 9 y 17, respectivamente.

El martes se dirimen las preseas tras la disputa de las tres pruebas restantes: La persecución individual a tres kilómetros, la carrera de 10 kilómetros scratch y los 500 metros contra reloj.