Un jefe de Policía de un distrito afgano y tres guardaespaldas resultaron heridos tras estallar un artefacto colocado en las alforjas de un burro en el centro del país, informó a Efe una fuente oficial.

El atentado ocurrió en el distrito de Charsadda, en la provincia de Ghor, a las 8.30 hora local (04.00 GMT), cuando el jefe de la policía iba a su oficina, dijo a Efe el portavoz provincial, Abdul Hai Khatibee.

El coche en el que viajaba la víctima, Gul Ahmad, se aproximó a un puente y en ese momento la bomba fue detonada por control remoto, explicó Khatibee, que añadió que el burro también murió y que los heridos fueron trasladados inmediatamente al hospital.

A primera hora de la tarde, ningún portavoz talibán había reivindicado la autoría del atentado, aunque este tipo de ataques son habituales entre los insurgentes como parte de su estrategia para debilitar a las fuerzas gubernamentales afganas.

Los talibanes luchan para lograr la retirada inmediata de las tropas internacionales desplegadas en el país y la caída del Gobierno de Hamid Karzai, con vistas a implantar un régimen fundamentalista islámico.