La actriz argentina Moria Casán aseguró hoy que está "libre" y que no hay ninguna orden de captura en su contra, aunque dijo que por el momento no piensa volver a Paraguay, donde fue imputada por el robo de joyas.

"Estoy muy tranquila. Estoy libre", dijo la actriz a periodistas, tras entrevistarse con el juez federal argentino Juan Pablo Salas, de la ciudad bonaerense de Morón, en la periferia de la capital argentina.

Moria Casán se presentó ante ese magistrado del fuero Criminal y Correccional para prestar declaración sobre las acusaciones en Paraguay sobre el supuesto robo de joyas que le fueron prestadas para usar en un evento en Asunción.

Uno de los abogados de la artista, Matías Morla, dijo a los periodistas al salir del tribunal que Casán se puso a disposición de la Justicia y aseguró que su representada "no tiene ningún pedido de detención" en su contra.

"El juez le comunicó que está libre en el territorio argentino y en cualquier lado. Las autoridades se comunicaron con Interpol y no hay ningún pedido (de detención)", manifestó el letrado.

Por su parte, la actriz consideró como un "absurdo" la supuesta existencia de un video que puede ser utilizado como prueba en su contra ya que dijo que en el camarín que utilizó durante el evento, de donde supuestamente desaparecieron las joyas, no había cámaras.

"Por el momento, no creo", dijo la actriz, cuando un periodista le preguntó si pensaba regresar a Paraguay.

La fiscal paraguaya que investiga los hechos, María Estefanía González, dijo el pasado sábado que este lunes tramitaría ante la Cancillería de su país la extradición de la actriz y de sus colaboradores -Alexis Sotto y Luciano Garbellano-, que fueron imputados por la presunta apropiación de joyas.