Un hombre fue detenido luego de ser acusado de besar a su compañera en una plaza de una ciudad conservadora de México, en una decisión rechazada por varias parejas que protestaron besándose en público en el mismo lugar.

Una mujer, no identificada, se quejó con policías cuando vio que Manuel Berumen besaba en público a su compañera en la ciudad norteña de León, en el estado de Guanajuato.

Un funcionario de León dijo que las autoridades investigan a los policías que arrestaron a Berumen.

El vocero del gobierno local, Jesús Montaño, dijo el lunes que la detención por 12 horas y la multa de 850 pesos (65 dólares) que le aplicaron a Berumen por "insultar a la policía" y discutir con la denunciante parece que fueron injustificadas.

Montaño aclaró que en León no hay una ley que prohíba besarse en público.

Aproximadamente una decena de parejas se congregaron el domingo en el mismo lugar del incidente para besarse públicamente en protesta por la detención.

Conocida por su fervor católico, León fue la sede de la visita que el papa Benedicto XVI realizó en marzo a Guanajuato.