La venezolana Karlha Magliocco perdió el lunes en los cuartos de final y se quedó corta de alcanzar su meta de darle a su país su primera medalla olímpica en boxeo desde los Juegos de Los Angeles 1984.

Magliocco perdió 24-16 ante la estadounidense Marlen Esparza, quien avanzó a las semifinales y se aseguró al menos una medalla de bronce.

El boxeo de mujeres debutó en el programa olímpico en Londres y la venezolana de 26 años cumplió parte de su misión al ganar su primer combate, el domingo ante la brasileña Erica Matos.

Esparza, tres años menor, resultó ser una rival con muchos más recursos que Matos, y la hija de inmigrantes mexicanos de Ciudad Juárez se anotó el primer asalto por 8-4 pese a la acometidas de la venezolana, quien intentó sacar partido de su rapidez pero descuidó la guardia. Esparza amplió su ventaja en el segundo a 14-8, obligando a un mayor desgaste de su rival, y cerró cómodamente.

"Eché el resto y me desboqué en busca de la victoria. Morí con las botas puestas, pero es muy difícil pelear contra Estados Unidos y, además, los cinco jueces", se lamentó tras la derrota Magglioco, en alusión a la puntuación del primer asalto. "Esparza es una tremenda boxeadora, pero lamentablemente no corrimos con el mejor carro. Contra estos países hay que salir a matar para que te marquen. Igualmente, nunca me vine abajo".

Esparza, gran esperanza a medalla de Estados Unidos, peleará el miércoles por un boleto a la final ante la china Cancan Ren, quien previamente se deshizo de la rusa Elena Savelyeva por 12-7.

"El secreto contra Magliocco es contragolpear. Es una boxeadora un poco salvaje, así que intenté dar siempre el último golpe y apartarme", resumió la texana.

Venezuela, que mantiene al peso welter Gabriel Maestre en competición varonil, no consigue una presea olímpica en boxeo desde que Omar Catari y Marcelino Bolívar ganaran plata y bronce, respectivamente, hace 28 años. La única medalla de oro en la disciplina se remonta a Francisco Rodríguez en México 1968.

Maestre enfrentará el martes al ucraniano Serik Sapiyev en los cuartos de final. "Ahora solo queda tomar un descanso y apoyar al máximo a Gabriel, y allí estaré en la grada mañana", avisó Magliocco.