El brasileño Arthur Zanetti desbancó al favorito chino y conquistó sorpresivamente el lunes la medalla de oro en la competencia de anillos en los Juegos Olímpicos.

Zanetti derrotó al campeón vigente Chen Yibing, a quien se le conoce como "el Señor de los Anillos". El chino ha ganado cuatro de los últimos cinco campeonatos mundiales.

Cuando la puntuación de 15.900 de Zanetti apareció en el tablero, el brasileño dibujó una expresión de asombro en su rostro y el pequeño grupo de compatriotas en el estadio se enloqueció por la felicidad.

Chen debió conformarse con el segundo lugar con 15.800 y el italiano Matteo Morandi atrapó el bronce con 15.733.

La sorpresa fue mayor porque en la fase clasificatoria la semana pasada, Zanetti avanzó con la peor calificación de los ocho finalistas.

"Había hecho una serie un poco más básica en la clasificación para no ir de primero (en la final), y dio resultado. Clasifiqué de último e hice mi rutina de siempre en la final y alcancé una nota maravillosa", comentó el brasileño con la medalla colgada sobre el pecho.

Explicó que desde marzo ha venido trabajando en esa serie de ejercicios en la modalidad de los anillos, una de las disciplinas que más pone a prueba la fortaleza del gimnasta.

Zanetti fue segundo en el Mundial del año pasado, aunque todos daban por hecho que Chen se colgaría el oro y lucía tan confiado que hizo el número uno con el dedo índice al ser presentado.

Pero Zanetti estuvo impecable, con el derroche de control y fuerza que hacen de los anillos una competencia tan impresionante.

"Vi la nota de él, fue una nota muy buena, pero yo sabía que podía superarla", aseguró el brasileño, procedente de la ciudad de Sao Caetano do Sul, en la periferia industrial de Sao Paulo.

El puertorriqueño Tommy Ramos quedó sexto con 15.600. Federico Molinari, primer argentino en clasificarse a una final de aparatos de la gimnasia, quedó octavo y último con 14.733.

Zanetti fue el único gimnasta brasileño, en masculino y femenino, en alcanzar medalla, luego de la eliminación completa del equipo femenino, mientras que en masculino hubo dos clasificados a finales. Su compañero Sergio Sasaki perdió el domingo la final en la competencia completa individual.

No obstante, el brasileño hizo votos para que en cuatro años, en los Juegos de Río de Janeiro, se repita la conmemoración del oro, aunque "no sólo para mi, sino para todo el equipo de gimnasia artística".