Kirani James le dio el lunes a Granada la primera medalla olímpica de oro en su historia y fue un oro al proclamarse campeón de los 400 metros, en los que el dominicano Luguelín Santos obtuvo una presea de plata.

James arrasó en la carrera al cruzar la meta con más de medio segundo de diferencia sobre sus perseguidores.

Los dos primeros son prodigios adolescentes.

James, quien tiene 19 años y es el vigente campeón mundial, cronometró 43.94 segundos.

Santos se colgó la plata con 44.46. Cuenta con 18 años y le dio a la República Dominicana su segunda presea de la noche en el atletismo y de los Juegos de Londres, ya que apenas minutos antes Félix Sánchez se impuso en los 400 metros con vallas.

El podio fue totalmente caribeño, con el trinitario Lalonde Gordon como tercero.

En un hecho inédito, por primera vez no se clasificaron estadounidenses a la final. Los últimos siete campeones olímpicos de los 400 habían sido de Estados Unidos, remontándose a Los Angeles 1984. Sus tres corredores quedaron fuera temprano, incluyendo al campeón vigente LaShawn Merritt por una lesión que sufrió en la primera eliminatoria.