La televisión oficial de Irán, IRIB, mostró imágenes y confesiones de una docena de supuestos implicados en los asesinatos de al menos cuatro científicos nucleares, en un reportaje en el que afirman que fueron reclutados y entrenados por Israel para llevar a cabo los atentados.

En el programa, de 40 minutos de duración y titulado "El club del terror", emitido esta madrugada y reproducido por web locales, los supuestos implicados, hombres y mujeres jóvenes, dicen que fueron captados por Israel y entrenados en ese país para montar una red que llevara a cabo atentados terroristas y sabotajes.

La finalidad de estas actividades, según se indica en el reportaje, era boicotear el programa nuclear iraní, que algunos países, con EEUU a la cabeza, sospechan que tiene una vertiente armamentista, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.

Uno de los detenidos, que dijo llamarse Maziar Ebrahimi, afirmó: "Nos enviaron a Israel y allí fuimos entrenados para trabajar con explosivos y nos dieron formación militar", pero en el reportaje no se explica su situación procesal ni la del resto de los presentados.

Otro joven, que se identifica como Behzad Abdoli, agregó que su formación en Israel duró "entre 40 y 45 días" y precisó que le entrenaron en Tel Aviv para usar motocicletas, vehículos que se utilizaron en Irán para realizar los atentados contra los científicos nucleares.

"Me entrenaron para colocar bombas en coches desde una motocicleta en marcha", añadió otro de los jóvenes, que dijo llamarse Arash Jeir Andish.

Una muchacha, que dijo llamarse Maryam Zargar, indicó que fue enviada a Israel para recibir entrenamiento hace ahora tres años y explicó que ella y otros controlaron la vivienda de Masud Ali Mohamadi, uno de los principales expertos del programa nuclear iraní, asesinado el 12 de enero de 2010 en Teherán.

"Cada media hora uno de nosotros relevaba a otro para vigilar las entradas y salidas de Masud Ali Mohamadi de la vivienda", afirmó.

Otra joven, que se presentó como Firuze Yegane, afirmó que, "cuando la operación se realizó con éxito, me pagaron", sin explicar a cual de los atentados se refería ni cuanto recibió por su labor.

El ministro de Inteligencia iraní, Heidar Moslehi, aseguró el pasado 28 de junio que "todos los implicados" en los asesinatos de los científicos nucleares iraníes habían sido capturados y, el 6 de julio, responsabilizó de sus actividades a los servicios secretos de Israel, EEUU, Reino Unido, Alemania y Francia.

En los últimos meses, Moslehi ha informado varias veces de detenciones de ciudadanos iraníes, que supuestamente espiaban para Israel y eran cómplices de los asesinatos de los científicos nucleares, mientras altos cargos de Teherán han implicado también a algunos "países del entorno" iraní, en especial Azerbaiyán.

El pasado 15 de mayo, Las autoridades de Irán ejecutaron a Mayid Jamali Fashi, condenado por actividades de espionaje para Israel y por el asesinato de Mohamadi en enero de 2010.