El cubano Yunior Estrada fracasó el martes en su intento de avanzar a la final de los 96 kilos de la lucha grecorromana de los Juegos Olímpicos al perder 0-1, 0-1 ante el iraní Ghasem Rezaei.

Decepcionado por la derrota, Estrada no quiso emitir comentarios luego de la pelea con la que buscaba avanzar a la lucha por el oro.

Estrada había sido impecable en sus primeros dos combates: superó 1-0, 1-0 al tunecino Hassine Ayari en cuartos de final y al checo David Vala 1-0, 0-1, 1-0 en octavos.

Estrada aspiraba a emular al súper pesado Mijaín López, que en la jornada previa ganó oro por segundos Juegos consecutivos, en los 120 kilos.

"Ese es mi ídolo", dijo Estrada al referirse a López tras su combate en los cuartos. "Quiero hacer lo mismo que él y solo falta una pelea más para avanzar hasta la final".

López ahora deberá esperar el repechaje más tarde para poder optar por una medalla de bronce.

Otros cuatros latinoamericanos, los venezolanos Erwin Caraballo y Wuileixis Rivas, el ecuatoriano Vicente Huacón y el cubano Pedro Mulens cayeron en sus primeros compromisos.

Caraballo, en sus primera olimpiada, perdió 0-3, 0-2 ante el estonio Ardo Arusaar en los 96.

"Estos no son unos Juegos Bolivarianos o Sudamericanos, estos son los Juegos Olímpicos y hemos trabajado muy duro para llegar aquí", expresó Caraballo a la AP.

— Rivas cayó 0-1, 0-1 ante el francés Steeve Guenot en los 66, división en la que Huacón perdió 1-1, 0-1, 1-3 ante el egipcio Ashraf Elgharabl.

"No lo conseguí, traté fuerte de poder hacer mi trabajo, pero apenas tengo cinco años en este deporte y estoy compitiendo con campeones de 10 y 15 años en el deporte. Me siento orgulloso de estar representando a mi país y a Guayaquil", dijo Huacón.

También en los 66, Mulens cayó 0-1, 0-1 ante el surcoreano Kim Hyeonwoo.