Dos meses después de que la española Repsol fallara en encontrar petróleo en la parte cubana del Golfo de México, otra iniciativa de perforación de firmas de Malasia y Rusia no obtuvo crudo de su bloque debido a la dureza de las rocas.

"El pasado día 31 de julio concluyó la perforación del pozo de exploración marina Catoche 1x, ejecutado por las compañías petroleras PC GULF y GAZPROMNEFT, a la profundidad final de 4.666 metros, en una lámina de agua de 2.258 metros", informó el lunes en una nota oficial la empresa estatal de hidrocarburos, Cubapetróleo.

Los trabajos se realizaron con la plataforma semisumergible Scarabeo 9, la misma que usó Repsol.

Según el comunicado oficial, "la interpretación geológica... del pozo demuestra la existencia de un sistema petrolero activo, que pudiera extenderse a otras zonas de los cuatro bloques contratados" por las compañías.

Sin embargo, agregó la nota, "las rocas son muy compactas y no tienen capacidad para entregar cantidades significativas de petróleo y gas, por lo que no se puede calificar como un descubrimiento comercial".

La firma PC GULF, de Malasia, y la rusa GAZPROMNEFT continuarán con la evaluación de la información y harán un levantamiento sísmico tridimensional que permitirá tener una mejor idea sobre el potencial de los bloques.

En mayo la empresa española Repsol anunció que no encontró petróleo en un pozo perforado con la plataforma Scarabeo 9 y pocos días después indicó que planeaba retirarse de la prospección en Cuba tras más de una década aquí.

Cuba trabaja con concesión de bloques a firmas de varios países para lograr extraer petróleo de sus aguas territoriales del Golfo, una zona en la cual tuvieron éxito sus vecinos de Estados Unidos y México.

Ninguna de estas compañías es estadounidense debido al embargo de Washington a trabajar o asociarse en la isla.

Según las investigaciones realizadas por geólogos de instituciones internacionales, las reservas petroleras de Cuba podrían ser de entre 5.000 y 9.000 millones de barriles, pero hasta ahora no hubo éxito en dar con un yacimiento rentable en el Golfo.

"Mucha gente fue muy ingenua al pensar que una Cuba rica en petróleo se iba a materializar de la noche a la mañana, no es el caso", dijo el lunes Jorge Piñón, ex presidente de Amoco Oil Latinoamérica y ahora es un experto en energía en el Universidad de Texas tras conocer noticia.

"No basta girar la llave de encendido durante la noche", agregó. El experto dijo que tomará algún tiempo volver a perforar pozos adicionales.

El tema es sensible para la isla, que produce sólo cuatro millones de toneladas de petróleo más gas acompañante, un poco menos de la mitad de sus requerimientos de consumo nacional, y tiene que enfrentar una abultada factura por la importación del producto.

Desde comienzos de la pasada década el suministro lo logró gracias a los precios preferenciales ofrecidos por Venezuela, su aliado político en la región.

Precisamente la nota oficial del lunes indicó que pese a los dos fracasos anteriores la Scarabeo 9 será traspasada en los próximos días a la compañía Petróleos de Venezuela (PDVSA) que iniciará la perforación del pozo de exploración Cabo de San Antonio 1, también en el Golfo de México.

-----

Andrea Rodríguez está en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP

-----

El corresponsal en La Habana, Peter Orsi contribuyó con este reporte.