El oro olímpico de Félix Sánchez y la plata de Luguelín Santos paralizaron momentáneamente la República Dominicana el lunes.

Sánchez, quien en Atenas 2004 consiguió la primera medalla de oro para República Dominicana en Juegos Olímpicos, triunfó en los 400 metros con vallas en Londres y pasó a ser el úico atleta del país caribeño que se ha colgado dos preseas olímpicas doradas.

"Es algo maravilloso, es increíble", dijo la estudiante de contabilidad Lorena Aude, de 20 años, mientras aún gritaba de felicidad frente a la pantalla en la que vio a Sánchez cruzar la línea de meta.

Cientos de estudiantes de la universidad Intec abarrotaron el auditorio del campus en donde la rectoría instaló pantallas para que los alumnos, que el lunes comenzaron el primer trimestre del año, pudieran ver las carreras en las que participaron Sánchez y Santos.

"Ganó fácil", "Ese es 'Súper Sánchez''', se escuchaban los gritos de los estudiantes que tras la transmisión en vivo de las carreras volvieron a sus aulas para continuar sus clases.

Leandra Tapia, vicerrectora académica de Intec, explicó a la AP que la universidad transmitió ambas carreras en vivo porque le interesa "promover la dominicanidad", así como "motivar el compromiso, la disciplina, el esfuerzo y la tenacidad, del cual nuestros atletas son un gran ejemplo".

"Hacía ocho años que esperábamos esto", dijo la bioanalista Rosa Brea, al recordar cuando Sánchez dio a República Dominicana la primera medalla de oro. Por aquel logro, el estadio olímpico de Santo Domingo lleva el nombre del atleta nacido en Nueva York de padres dominicanos y que este mes cumplirá 35 años.

En los bancos y centros comerciales, las actividades se paralizaron durante los 47,63 segundos que dieron a Sánchez su segunda medalla de oro y la tercera en la historia para República Dominicana.

Apenas 45 minutos después del triunfo de Sánchez, Luguelín Santos, de 18 años, consiguió la medalla de plata en la carrera de 400 metros planos.

"Realmente yo no me esperaba esto; siempre pensé que me iba a morir antes", dijo a la televisora CDN Irma Aquino, madre de Santos, quien vio la carrera en su casa en el poblado rural de Bayaguana, 50 kilómetros al norte de la capital.

Aseguró que durante la carrera, no paró de pedir a Dios, con la Biblia en mano, que su hijo "llegara airoso, que llegara bien a la meta".

El gobierno dominicano había anunciado a finales de julio que premiaría con 10 millones de pesos (unos 256.000 dólares) a cada atleta que obtuviera una medalla de oro y con seis millones de pesos (unos 153.000 dólares) a quienes consiguieran plata.

"No he pensado nada sobre el premio", dijo la madre del atleta.

El presidente Leonel Fernández dijo en un comunicado que el país "celebra con júbilo y genuina satisfacción" las medallas de ambos atletas.

A lo largo de su participación en Juegos Olímpicos, República Dominicana sólo había conseguidos dos medallas de oro (Félix Sánchez 2004 y el boxeador Félix Manuel Díaz 2008), una de plata en 2008 y otra de bronce en 1984.