El Ejército israelí confirmó hoy que fueron cinco los supuestos terroristas muertos anoche cuando trataban de entrar en Israel tras atacar un puesto militar egipcio en la península del Sinaí.

"Un terrorista murió cerca de la frontera al hacer explosión su vehículo y otros cuatro murieron en un ataque de la Fuerza Aérea sobre su coche, también en la zona fronteriza", confirmó a Efe una portavoz del Ejército israelí desde Tel Aviv.

El primero conducía un camión y los otros cuatro viajaban en un vehículo blindado, explicó en su twitter la portavoz militar Avital Leibowitz, que difundió una fotografía que muestra las armas que portaban, que incluyen granadas, rifles y cargas de munición.

Según Leibowitz, miles de residentes israelíes en la zona cercana al ataque -en el cruce fronterizo entre Gaza, Egipto e Israel de Kerem Shalom- volvieron hoy a su vida normal, aunque se les advirtió que deben permanecer todo el tiempo cerca de refugios antiaéreos.

El incidente tuvo lugar ayer, después de que los atacantes, supuestamente vinculados a grupos yihadistas, matasen a 16 soldados egipcios e hirieran a otros cinco en el norte del Sinaí.

Fuentes de Seguridad egipcias explicaron a Efe que dos grupos atacaron a los soldados en un punto ubicado entre el paso de Rafah, que comunica Egipto con la franja de Gaza, y el paso fronterizo de Kerem Shalom, en el lado israelí.

El Ejército israelí indicó que los asaltantes robaron dos vehículos y trataron de entrar con ellos en Israel, y sugirió que el objetivo de la operación podría ser el secuestro de un soldado.

Medios oficiales egipcios atribuyeron ayer la acción a un grupo islamista radical afiliado a la "Yihad" (guerra santa) que se habría infiltrado en Egipto desde la franja palestina de Gaza.

El suceso en el Sinaí coincidió con un nuevo ciclo de ataques mutuos entre milicianos palestinos y el Ejército israelí en la franja.

Ayer, las milicias lanzaron quince cohetes y proyectiles de morteros desde Gaza, después de que la Fuerza Aérea israelí matase a un supuesto miliciano en un ataque aéreo contra la motocicleta en la que circulaba en el sur de la franja.