Al menos cuatro personas murieron hoy en Grozni, capital de la república norcaucasiana de Chechenia, en la explosión de dos bombas que pudieron ser activadas por terroristas suicidas, informaron las autoridades rusas.

La explosión de produjo en las inmediaciones de un puesto de control policial y se presume que todas las víctimas son agentes de seguridad, según adelantó a la agencia oficial RIA-Novosti un portavoz de las fuerzas del orden chechenas.

Artificieros y efectivos de la policía rusos trabajan en el lugar del doble atentado para asegurar la zona e identificar a los fallecidos.