La selección argentina de balonmano se quedó a la puertas de los cuartos de final, el objetivo que se había marcado a su llegada a Londres, tras perder hoy por 23-25 ante Túnez, en un encuentro en el que los sudamericanos pagaron su mala puesta en escena tanto en la primera como en la segunda mitad.

Y es que el conjunto argentino, preso de un ataque de pánico, a punto estuvo ya de dilapidar en los primeros diez minutos de partido sus opciones de acceder a los cuartos de final, con un horroroso arranque de partido en el que los de Eduardo Gallardo se vieron desbordados por la responsabilidad.

Una presión que pesó como nunca sobre los brazos de los "Gladiadores", que no sólo fallaron sus primeros cinco lanzamientos, sino que en algunos casos, incluso, ni siquiera llegaron a encontrar la portería rival.

Circunstancia que permitió el despegue en el marcador del conjunto norteafricano, que tampoco encontró resistencia en la defensa argentina, como evidenciaron los tres rechaces consecutivos que capturó el equipo tunecino en la jugada que le sirvió para firmar el 1-6.

Un desolador panorama que obligó al seleccionador argentino, Eduardo Gallardo, a solicitar con un urgencia un tiempo muerto con el que tratar de reconducir un partido, que en pocos minutos ya se había complicado de manera notable para los campeones panamericanos.

Parón que no pudo sentar mejor a la selección argentina, que pareció encontrar en la palabras Gallardo la tranquilidad necesaria para recuperar el nivel de juego, que le ha permitido en los dos últimos años codearse con la elite del balonmano mundial.

Un bálsamo que tuvo efectos inmediatos en la puntería de los lanzadores albicelestes, que encontraron en el lateral Damián Migueles el camino para batir, por fin, al hasta entonces insuperable portero tunecino Marouen Maggaiz.

Goles que acabaron de liberar al equipo argentino, que poco a poco fue recuperando también el tono en defensa, hasta ahogar por completo e un ataque tunecino, que, como siempre, se mostró excesivamente dependiente del juego veterano central Heykel Megannem.

Mejoría que permitió a Argentina devolver una igualdad (8-8) a la contienda, que ya se mantendría, pese a que los sudamericanos llegaron estar, incluso, unos segundos con tan solo tres jugadores de campo sobre la pista, hasta la conclusión (12-12) de la primera mitad.

Una igualdad que se encargó de romper en el inicio del segundo tiempo el central Kamel Alouini, el sucesor natural de Megannem, que volvió a situar a los tunecinos con cuatro goles de ventaja (14-18) con un recital de juego, que la defensa argentina nunca fue capaz de frenar.

Penetraciones, lanzamientos y pases al pivote, que acabaron por hundir a una Argentina, que sin Carou sobre la pista, tras ser expulsado por tres exclusiones a los cuarenta y cinco minutos, pareció más perdida que nunca.

Pero si algo caracteriza a los de Eduardo Gallardo es la fe ciega que tienen en sus propias posibilidades, una fortaleza mental, que les permitió más a base de coraje que de juego situarse tan sólo un gol (21-22) a falta de cinco minutos para el final.

Un tiempo en el que al igual que el inicio del partido, los argentinos se estrellaron con un inspirado Maggaiz, que con dos espectaculares paradas condenó a Argentina a una derrota (23-25) que deja a los "Gladiadores" sin el sueño de disputar en su primera participación en unos Juegos los cuartos de final.

- Ficha técnica:

23 - Argentina: Schulz; Kogovsek (-), Vieyra (2), Sebastián Simonet (2), Diego Simonet (6), Federico Fernández (3, 2p) y Carou (2) -equipo inicial- Fernando García (ps), Pizarro (4), Portela (-), Canepa (1), Querín (-), Riccobelli (1) y Migueles (2)

25 - Túnez: Maggaiz; Toumi (4, 1p), Hedoui (2), Tej (2), Gharbi (-), Jallouz (1) y Megannem (5) -equipo inicial- Helal (ps), Touati (-), Hmam (-), Bannour (3), Alouini (7), Ayed (1) y Boughanmi (-)

Marcador cada cinco minutos: 0-2, 2-6, 4-7, 8-8, 9-9 y 12-12 (Descanso) 13-15, 14-17, 16-19, 18-21, 21-22 y 23-25 (Final)

Árbitros: Olensen y Pedersen (DEN). Expulsaron por tres exclusiones al jugador de la selección argentina Gonzalo Carou (m.45) y con tarjeta roja directa al tunecino Jaleledinne Touati (m.46).

Además excluyeron por dos minutos a Diego Simonet, Federico Fernández, Querín y Portela por Argentina; y a Gharbi (2), Boughanmi, Megannem y Hmam por Túnez.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la quinta y última jornada del grupo A del torneo masculino de balonmano de los Juegos Olímpicos de Londres disputado en la "Caja de Cobre" ante unos 7.000 espectadores.