La uruguaya Deborah Rodríguez pulverizó el domingo el récord nacional del 400 metros con vallas en los Juegos Olímpicos, pero la marca no le alcanzó para avanzar a semifinales.

Rodríguez, de 19 años, cronometró 57.04 segundos, rebajando en más de un segundo y medio la anterior plusmarca, también en sus manos, de 58.63.

"No existen palabras para describir lo que estoy sintiendo ahora", dijo una emocionada Rodríguez, que concluyó séptima en su carrera de primera ronda. "Venir a unos juegos olímpicos con 19 años, bajar el récord nacional... Todavía no me lo puedo creer".

Rodríguez y el vallista Andrés Silva fueron los dos únicos representantes uruguayos en el atletismo olímpico en Londres.

Ambos quedaron eliminados, aunque Rodríguez se marchó más que satisfecha con la experiencia y el registro logrado.

"Tuve una previa tranquila, siempre intenté mantener la tranquilidad, la paz y enfocarme en el resultado", explicó. "El objetivo era bajar a los 57 segundos y pude lograr ese objetivo".

"La mejor experiencia que tuve en toda mi vida por lejos", añadió.