En su décimo y último dpsaro en la final de pistola de aire a 50 metros, el Jing Jong-oh finalmente pudo desplazar a su compatriota surcorean Choi Young-rae, y se lamentó de haberle arrebatado la medalla olímpica de oro.

Jin, el campeón vigente, se encontró en desventaja luego que Choi sorprendió al apoderarse del primer lugar en la ronda clasificatoria y entró a la final con una diferencia de siete puntos.

Jin fue podando la brecha tras cada ronda hasta que finalmente superó a Choi por medio punto para embolsarse su segunda presea dorada en Londres, luego de consagrarse el sábado pasado en la prueba de pistola a 10 metros.

"Esto ha sido un placer para mí, pero Choi esperaba ganar el oro y me da pena habérsela quitado", dijo Jin, quien planeaba salir a cenar con su compañero de equipo para celebrar sus logros.

"No me esperaba ganar este oro", dijo Jin, quien se clasificó quinto para la final. "Aspiraba al bronce. Había dejado de prestar atención a la puntuación tras el quinto disparo".

El chino Wang Zhiwei obtuvo la medalla de bronce.