El británico Ben Ainslie conquistó su cuarto oro consecutivo y su quinta medalla seguida en los Juegos Olímpicos, al conquistar el domingo la regata de la categoría Finn en los Juegos Olímpicos de Londres.

Ainslie estuvo en desventaja durante toda la regata, pero con su repunte logró eclipsar la marca del danés Paul Elvstrom, quien se embolsó cuatro medallas de oro seguidas entre 1948 y 1960.

Otro velerista de Dinamarca, Jonas Hoegh-Christensen, quedó a muy poco de coronarse en Londres 2012. Pero Ainslie borró los dos puntos de ventaja que tenía el danés. Con el empate y un mejor sitio en la última competición, el británico se quedó con el oro y Hoegh Christensen con la plata.

El francés Jonathan Lobert, que ganó la carrera final, obtuvo el bronce.

Los suecos Fredrik Loof y Max Salminen sorprendieron a los locales Iain Percy y Andrew Simon, los campeones defensores, para conquistar la medalla de oro en la regata de Star, una de las principales categorías de la vela olímpica, más temprano.

En un domingo caluroso y frente a miles de espectadores que se apostaron frente al agua, en el Fuerte de Nothe en Weymouth, la tripulación británica dejó escapar el oro en los últimos 200 metros.

Mientras que los suecos ganaron la regata, los británicos se relegaron al octavo lugar en esta última prueba, para quedarse con la plata. Los locales necesitaban terminar al menos sextos para recibir el oro.

El bronce fue para los brasileños Robert Scheidt y Bruno Prada. Percy trataba de conquistar su tercera medalla olímpica de oro.

El francés Jonathan Lobert consiguió la medalla de bronce.