La persistente crisis de la deuda en la zona euro genera tensiones que podrían terminar socavando las bases de la Unión Europea, advirtió el primer ministro de Italia, Mario Monti, citado el domingo por la revista alemana Der Spiegel.

"Las tensiones que acompañan a la eurozona en los últimos años ya conllevan las señales de una disolución psicológica de Europa", dijo Monti, de acuerdo a la información.

Agregó que la desintegración del sistema del euro "destruiría los fundamentos del proyecto europeo".

De los 27 países de la Unión Europea, 17 utilizan el euro.

Italia, la tercera economía en la eurozona, ha sido duramente golpeada por los elevados costos en el servicio de la deuda soberana.

Monti cabildea en busca de medidas políticas más audaces y ayuda del Banco Central Europeo para enfrentar la crisis, pero algunas acciones de rescate son rechazadas por Alemania y otros países.