El cubano Gustavo Balart cayó el domingo 3-1 ante el surcoreano Choi Gyujin en los cuartos de final de la división de los 55 kilos de la lucha grecorromana y se quedó sin posibilidades de subir al podio de los Juegos Olímpicos.

Balard, nativo de Santiago de Cuba y de 25 años, se notó consternado al finalizar el combate y encontró pocas palabras para describir lo que había sucedido.

"No sé lo que pasó, no hay explicación", repetía un contrariado Balard tras su combate.

Choi ganó el primer round y el cubano se llevó el segundo. El surcoreano marcó el punto del triunfo a pocos segundos de terminar el combate.

"El cometió un error, no jaló en el momento adecuado cuando estaban en el piso y ahí se definió el combate", dijo el entrenador de Balard, Carlos Ulasia.

Balard tenía posibilidades de pelear por el bronce, pero esas se esfumaron cuando Cho perdió en las semifinales ante el azerbayano Rovshan Bayramov.

El otro luchador cubano, Alexi Bel, no pasó de su primer combate en la categoría de 74 kilos.

Bel fue derrotado 2-1 por el estadounidense Bejamin Provisor y el cubano se quejó de estar afectado por el cambio de horario, a pesar de que el equipo de lucha caribeño llegó a Londres el 18 de julio.

"Di lo mejor de mi, pero no se pudo. Me faltaron las fuerzas para poder completar en un momento importante", dijo Bel. "Me siento triste porque perdí mi primer combate. El cambio de horario todavía me ha afectado", agregó.

Cuba tiene el lunes tres oportunidades de medalla en la lucha grecorromana con Hanser Meoque, en la categoría de los 60 kilos; Pablo Shoery Hernández, en la división de los 84 kilos; y Mijaín López, en la de 120 kilos.