Esta vez, un desempate le costó más caro a Louis Smith.

Cuatro años después de dejar ir la plata por el bronce en el caballo con arcos, la esperanza británica de la gimnasia volvió a quedar damnificado en un desempate. En vez del oro, le tocó la plata.

El campeón resultó ser el húngaro Krisztian Berki. Ambos quedaron igualados con puntuaciones de 16.066 scores, pero Berki se quedó con el oro ya que su registro por ejecución de 9.166 fue meramente .10 mejor.

"Esto fue lo que me propuse, venir a Londres y ganar el oro", dijo Berki.

Con la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, en primera fila, Smith se quedó mirando estupefacto el tablero con las anotaciones.

"Hay que aceptarlo", dijo Smith. "Al verlo en cámara lento, se aprecia que el mejor gana. Que me gane Krisztian, pues él es uno de los de los mejores del mundo y quedar segundo detrás de él me deja una buena sensación".

Otro británico, Max Whitlock, se llevó el bronce.

También el domingo, el chino Zou Kai engrandeció su colección de oros al revalidar su título en ejercicio de piso.

Se trata de la quinta presea dorada que gana Zou, quien la semana pasada se colgó una en la prueba por equipos y acaparó tres hace cuatro años en Beijing.

El japonés Kohei Uchimura, campeón del concurso individual, se llevó la medalla de plata y el ruso Denis Ablyazin atrapó el bronce.

Tomás González, primer chileno en clasificarse a una final de gimnasia, figuró cuarto con 15.366 puntos.

"Me voy muy contento de lograr un cuarto lugar abajo de Japón, China y Rusia que son las potencias gimnásticas del mundo", declaró González.

Zou recibió una puntuación de 15.933 puntos. Uchimura y Ablyazin quedaron empatados con la misma calificación de 15.800, pero el japonés se quedó con la plata por realizar un rutina de mayor dificultad.

"En 2008 era un muchacho joven e inexperto, totalmente concentrado en la competición", dijo Zou. "Hoy estaba obsesionado con subir a lo alto del podio".

En un inesperado resultado, la rumana Sandra Izbasa sorprendió a la súper favorita McKayla Maroney al llevarse el oro en el caballete.

Izbasa se adjudicó el segundo oro olímpico de su carrera, luego de salir triunfante en piso en Beijing.

Fue toda una decepción para la estadounidense Maroney, la campeona mundial que pagó caro una caída y debió conformarse con la presea de plata.

En el segundo salto, Maroney no pudo mantener el balance y la anotación de 14.3 le dejó con un promedio de 15.083. Izbasa se consagró con 15.191. El bronce fue para la rusa Maria Paseka con 15.050.

La dominicana Yamilet Peña figuró sexta con 14.516.