La gimnasta dominicana Yamilet Peña intentó un doble salto frontal el domingo en la final de caballete en los Juegos Olímpicos, pero su esfuerzo por hacer una maniobra innovadora no dio el resultado esperado y acabó sin medalla.

En su primer intento cayó sentada y en el segundo, si bien mejoró la caída, no logró convencer a los jueces con la ejecución y quedó con una calificación de 14,516 puntos, en el sexto lugar de la prueba.

La medalla de oro fue para la rumana Sandra Izbasa con 15,191 puntos, seguida por la estadounidense McKayla Maroney, plata con 15,083 puntos, y la rusa Maria Paseka, bronce con 15,050.

Peña, una estudiante de contabilidad de 20 años, fue la única de las atletas que disputaron medallas en gimnasia artística que intentó el doble salto frontal, conocido como el "Produnova" en homenaje a la rusa Elena Produnova, quien llevó el difícil salto a las Olimpiadas de Sydney 2000. El salto es más realizado por hombres debido a la fortaleza física que exige.

La AP esperó a Peña en la zona donde los atletas conversan con los periodistas, pero salió con el rostro desencajado y al borde del llanto, y se negó a prestar declaraciones.