Los palestinos cancelaron el domingo una reunión internacional de apoyo a su pedido de reconocimiento ante las Naciones Unidas después que Israel impidió que delegaciones diplomáticas de alto nivel entraran en Cisjordania.

Las cuatro a las que se les negó el paso, incluida la de Cuba, son de países que no mantienen relaciones con Israel.

El incidente puso de manifiesto que, aunque la Asamblea General de la ONU acepte a Palestina como un estado observador no miembro, ese reconocimiento sería en gran medida simbólico porque Israel mantiene el control sobre los territorios que integrarían dicho estado.

Los palestinos acusaron a Israel de descarrilar la reunión para reprimir toda manifestación de apoyo internacional.

El gobierno autónomo palestino esperaba recibir a 12 delegaciones de alto nivel del Movimiento de países No Alineados, un grupo compuesto en su mayoría por naciones de Latinoamérica, Africa y Asia, y tradicionalmente partidario de la causa palestina. Los visitantes anticipados debían firmar una declaración en apoyo de la solicitud palestina ante la ONU.

Los delegados se reunieron en Jordania el domingo y se preparaban para entrar en Cisjordania por aire y por tierra. Israel, que controla los cruces de Jordania con Cisjordania, negó el ingreso de los diplomáticos de Cuba, Indonesia, Malasia y Bangladesh debido a que no mantienen relaciones con Israel, dijo el canciller israelí Yigal Palmor.

Palmor adujo que "nada constructivo" habría surgido de la reunión en Ramalá. Agregó que el Movimiento de países No Alineados efectuará su reunión cumbre a fin de mes en Irán, archienemigo de Israel. "Tampoco sería razonable esperar nada constructivo de eso", aseguró.

El canciller dijo que Israel estaba dispuesto a permitir el ingreso de diplomáticos de países que tengan relaciones con Israel.

El canciller palestino canceló la reunión, anunció el vocero Hassan Balawi.

"Israel intencionalmente prohibió esta reunión porque era favorable a nuestra propuesta ante la ONU", afirmó Omar Awadala, un alto funcionario de la cancillería palestina.