El iraní Hamid Soryan ganó el domingo una medalla olímpica de oro en la categoría de los 55 kilogramos de la lucha grecorromana, mientras que el ruso Roman Vlasov se proclamó campeón en los 74 kilos.

Soryan, cinco veces campeón mundial, se impuso a Rovshan Bayramov, de Azerbaiyán, por 2-0, 1-0, para ser el primer iraní en ganar una presea dorada en la lucha grecorromana.

Irán totaliza 30 medallas en el estilo libre, pero sólo tenía dos en grecorromana, una de plata y una de bronce, antes del domingo.

Bayramov, el campeón defensor, sucumbió en la final olímpica por segunda ocasión al hilo. Cayó ante el ruso Nazir Mankiev en Beijing.

El húngaro Peter Modos y el ruso Mingiyan Semenov consiguieron sendas preseas de bronce.

Vlasov, que proviene de la misma localidad siberiana donde surgió el gran Aleksanr Karelin, se impuso 1-0, 1-0 al armenio Arsen Julfalakyan en la final.

El nuevo campeón olímpico, de 21 años, ganó también un título mundial en 2011 y se ha colocado en posición de dominar esta categoría en los años por venir.

Selcub Cebi, dos veces monarca mundial pero vencido por Vlasov en la edición más reciente, quedó eliminado después de su primer enfrentamiento.

El lituano Alekxandr Kazakevic compartió el bronce con el azerbaiyano Emin Ahmadov.