Daniel Sánchez, técnico del Danubio uruguayo que viaja hoy hacia Asunción para visitar al Olimpia paraguayo en partido de vuelta correspondiente a la primera fase de la Copa Sudamericana, calificó como "difícil pero posible", avanzar a la segunda fase.

El partido de ida jugado hace dos semanas en Montevideo finalizó igualado cero a cero.

El Danubio necesita al menos un empate pero con goles para clasificarse.

Olimpia "es un rival duro, con futbolistas de trayectoria y merece todo nuestro respeto", afirmó el entrenador.

El Danubio tiene una plantilla joven "pero hemos trabajo con buen criterio en los últimos días y hay confianza como para lograr un resultado positivo", agregó.

El equipo uruguayo puede acusar la falta de ritmo de competencia porque el encuentro del martes será su segundo partido de la temporada, el primero fue justamente con Olimpia en Montevideo debido a que el torneo Apertura local recién se inicia el 25 de agosto.

Sánchez señaló que el delantero Leonardo Melazzi está en observación debido a un problema muscular pero hay confianza en el equipo de que se recuperará para el encuentro.

La alineación más probable del Danubio será con: Mauro Goicoechea; Gabriel De León, Andrés Fernández, Fabricio Formiliano, Gianni Rodríguez; Pablo Castro, Ángel Cayetano, Mathías De los Santos, Richard Núñez; Leonardo Melazzi y Leonardo Carboni.

Suplentes: Salvador Ichazo, Gastón Bueno, Ignacio Avilés, Mathías Guzmán, Diego Perrone, José Varela, Camilo Mayada, Franco Torgnascioli y Hugo Soria.